domingo, 9 de diciembre de 2007

Z

Desde que puse pie en aquella isla el único ser humano que recuerdo (que recuerdo vivamente, que puedo paladear sus palabras e imitar sus olores) fue a un pobre viejo con vocación de loco.

Me dijo que se llamaba James Bond, me aseguró sin pestañear que también se llamaba Z y luego i y luego más consonantes confusas. Me juró que fue rey del infierno, un simulacro de hechicero, un hombre solo, un tipo despistado (cada vez que pierdo mi sombrero me encuentro con un dragón) y yo le compadecía con la mirada.

Pero solo cuando me ordenó que describiera la isla Trachimbrod comencé a hacerle caso. Y solo cuando ya se había ido, sin dejar huellas sobre la arena de la playa, le eché un poco de menos.

4 comentarios:

Ana di Zacco dijo...

Es tan lujo ser el primero en poner un comentario en una isla recién estrenada, es tal mi alegría de que no acabaras ahogado en ese crucero de m...., que casi de la alegría está por curárseme el insomnio de hoy.
Me recuerdas mucho a uno que.. da igual.
Bienvenido a esta isla que, aunque sólo sea por el nombre, promete. Seguro que en ella hay tesoro y todo, como en las buenas.

humo dijo...

¡Vamossssssssssssssssssss!
Que me he emocionado cuando he visto la botella que habías arrojado a la blogosfera con un mensaje dentro para mí.
Dile a Z si le vuelves a encontrar que le amé, le amo y le amaré, y no firmo con mi nombre (también virtual, o sea que) porque me he hecho una promesa a mí misma (lo más fácil y lo más difícil) y porque no creo que nadie en particular pueda rescataros a él ni a ti, y menos yo, pero al menos lo haré (firmar) con la inicial antigua.
Qué lío de sintaxis.
E. de Q.

Chan ta ta chan dijo...

Jelou superviviente!!

Me ha encantado eso de tener vocación de loco...

Disfruta del clima paradisiaco, aquí hace un frío de pelotas :P

antonio dijo...

Qué bonito Inicio 2.0
Si consigues salir de ahí, Avisa.

Algún día te cuento un trucko.
ConfuZo

Template Design | Elque 2007