lunes, 12 de enero de 2009

Sombras

Me desperté con un agujero en el estomago.

Comí y no sirvió de nada, bebí y no vi que el ron se escapara por ningún sitio, y cuando no es de comida ni es de alimento los agujeros suelen ser síntomas de tristezas y de miedos. Miedos muchos, porque el mar se encabita y el viento se encrespa y los animales ululan y la tierra borbotea y a la noche el sol se pone y no regresa hasta el día siguiente. Pero eso es cosa del común de los días, como respirar o arrepentirse, y aquel agujero, aquel pequeño vacío por el que se se me escapaba el aire, era nuevo, reluciente y tocaba las pelotas con las manos llenas de sal.

Así que me puse sesos a la obra a ver que coño era aquello que me incordiaba las pesadillas. Y llegué a tí, porque de todos los laberintos eres tu la unica salida, pero (y te lo confieso bajito para que apenas me lo oigas y no me lo reproches nunca), a veces amor, (que nunca seras mío ni seras de nadie), tambien eres el cofre, la tapia y la cerradura virgen. Por que en eso consiste gustarse, en odiarse un poquito los días que no te acuerdas decomo amarte. Y es que, descubrir las razones de mis vacíos, más que una revelación, fue una bofetada. Por eso te escribí para decirte, palabra más, palabra menos:

"Desconozco si te atormenta el hecho no saber hasta que punto me entusiasma enterrar los pies en la arena. Igual ignorar que tengo una marca de nacimiento en un codo, que padezco de asma en invierno y de buenos pulmones en primavera, que colecciono tréboles de tres hojas porque de cuatro hay muchos menos, te resulta insoportable. Y puede que tuerzas el gesto cuando leas lo que voy a decirte.

Yo,puedo concebir una vida sin tus caricias puesto que conozco más de x maneras de proporcionarme consuelo de una forma sucia y solitaria. Puedo sobrevivir sin escuchar tus labios porque mi voz impostada y mi propensión a la esquizofrenia suplen esa carencia incomprensible. Pero ni aguanto, ni tolero ni permito vivir un minuto más sin ver tu rostro, sin cerrar tus ojos, sin ser deslumbrado.


Porque juro que mis ojos ya han pensado mil maneras de hacerte hermosa y que he dado vacaciones al logos para dejarle todo el espacio que quiera al eros. Porque quiero que me deshagas mis nudos gordianos y me digas como se va al Paraiso para mandarlo a tomar por culo y quedarme a tu lado.

Se que de los dos soy el más lerdo. Se que nuestro amor es anárquico y maldito. Se que esta noche no podré rozarte. Pero se que hallarás la forma y el camino. Y que


Y allí estabas. Que yo pensé en una foto raida o en un retrato abstracto, pero solo porque yo soy más lerdo y tu, menos. Estaba yo con los pies enterrados en la arena y macilento, en plena contradicción existencial, comiendo una banana que no vacilaba en escabullirse por aquel horrible hueco e imaginando ya sucios y solitarios consuelos, deshojando tréboles de tres hojas empeyándolos por un "no me quiere", hasta que vi restallar las aguas del océano y pensé "es un submarino, es un tiburón...", y resulta que eras tu, más arrebatadora que el primero, más brillante que el segundo. Tu, o tu imagen, o tu reflejo, o tu espejismo, lo que sea, porque ahora comprendo que de haberte contemplado cara a cara, presto me hubiera tornado en piedra, no tanto por medusa como por su antagoista, mujer inimaginable y cálida. Aquel esbozo tuyo que flotaba en el agua, no era transparente sino maquillado, y no era plano sino que había respetado las tres dimensiones y le habia incorporado una, cuarta e imprescindible, la de tu alma.

Así que hoy, que ya es mañana, he olvidado que algún día yo me desperté con un agujero en el estómago y que no supe la razón hasta que me topé contigo. Hoy te saboreo y no te comparto, porque no puedo describirte, porque nunca dije que fuera un genio.

No tardaste en desvanecerte y sin embargo ya eres inmortal.

10 comentarios:

Ander dijo...

Hola Joseph.

El otro día entraste en mi blog, y soy yo quien entro en el estómago de tus miedos, en la misma esencia de tus sombras. y me ha encantado, no es un cumplido, chapeau!

"Por que en eso consiste gustarse, en odiarse un poquito los días
que no te acuerdas de como amarte."

Sigue escribiendo, por favor, yo te seguire leyendo, porque además de gustarme, eso que dibujas, me inspira profundamente, me recuerda también a esa musa mía, a quien a veces odio, y nunca olvido.

tequila dijo...

buenas:

eres un náufrago con suerte... no tuviste que buscarla, la disfrutaste en tu casa y por voluntad propia (sin asedio)

Me encanta tu isla... creo que buscaré una porque por aquí con tanta gente, los reflejos ni se intuyen.

Esta entrada es Perfecta.

Besos de colador

Sinuosa dijo...

Con un agujero en el estómago me levanto yo todos los días. Lástima que no tenga tu poder con las palabras... Seguro que se me calmaria.

Polilla dijo...

Tú lo has dicho: los agujeros suelen llenarse con sombras. Y a mí las sombras, por malo que parezca, siempre me han parecido peligrosamente atractivas... Será que la luz desdibuja muchas veces los contornos. O resalta las aristas. O...

Arcángel Mirón dijo...

Si alguna vez le mando una carta de amor a Él, sera ésta. Ésta, la tuya, la de recién. Claro, diré tu nombre, le diré que vos escribiste eso que yo no puedo.

Te admiro, creo que lo sabés. Deberías estar en libros, si es que no lo estás. Las botellas son muy angostas para capturarte entero.

Trenzas dijo...

Haces muy bien en no compartirla y no sólo porque es capaz de poner remedio a los agujeros de tu estómago, sino porque puede, también, tenderte un hilo para salir de todos los laberintos.
Que a veces parezca remisa, es la condición propia del Eros, tan diferente del Logos, siempre dispuesto a prodigarse en exceso.
Consigues milagros en tu isla. Ya dije que em gustaría tener una así. No puedo, porque no pertenezco al mundo de los magos.
Un abrazo muy fuerte, Joseph Errante.

Akrasia dijo...

Antes pensaba que "la vida pirata es la vida mejor" pero desde que recalé en tu isla, estoy viendo que la vida como naufraga también puede tener su punto. Así que lo mismo decido aceptar el trabajillo de la isla australiana y hacernos vecinos.

Bromas aparte, me encanta tu isla porque me haces reír muchas veces y conmoverme en otras. Y además, "te lo confieso bajito para que apenas me lo oigas y no me lo reproches nunca" (perdón por el plagio), a veces siento envidia de no ser yo la protagonista de una de esas cartas.

Un Beso.
Pd.: Saludos a las voces.

medio cobain dijo...

se ven venir los sueños, a lo lejos raudos cabalgan el horizonte. por las tardes el sol refleja en el mar y hace cerrar los ojos. a veces, al abrilos de nuevo, han pasado ya de largo, otras duermen al costado.
sobreviviendo a los sueños...

salud-saludos

lonely dijo...

Los agujeros duelen tanto...

Ana di Zacco dijo...

¿Le serviría si le digo que este me ha puesto toda la piel de gallina en vez de en palabras normales?
(por cierto, y sin nada que ver: he comenzado una colección -neuróticos que somos todos los coleccionistas de algo- de palabras de estas verificables siempre que se pone un comentario aquí, porque siempre me dejan como con otro agujero en el estómago, con una sensación de sinsentido, ya sabe qué quiero decir ¿no?) (Ahora es ingrif y antes ouigern, ¿qué querrán decir?)

Template Design | Elque 2007