sábado, 16 de enero de 2010

RIP (II)

Me llegó esta carta.
No se quien la escribe ni desde que isla la manda.
Sinceramente no me ha caido demasiado bien, aunque razón no le falta.

Joseph


Look right advierten en el asfalto en Londres. Qué cachondos los ingleses.

Y yo, de repente, asaltado por una revelación. Que ya se que la frase es simple, pero los ascetas somos así. Indómitos. Por si alguien no las ha experimentado nunca, las revelaciones no duelen. Son como una especie de hipo, pero más discreto y espiritual.

No es que haya que mirar a la derecha, es que hay que mirar correctamente.

Y yo miré de tal guisa, y quien mira a veces ve, o eso dicen. Yo, lo que vi fue a un pobre diablo en viaje de fin de semana, dispuesto a llenar de Harrods las maletas que habíamos comprado allí a una cantidad insignificante de libras esterlinas devaluadas. Yo me vi ataviado de un gorro con cuernos de reno que a mi novia le había hecho mucha gracia. También la vi a ella (que casualmente estaba a la derecha), aquella mujer tan abrigada que no me incordiaba demasiado (tenía sus días) y cuya desnudez podía calificarse de correcta. También estaba aquel trabajo sin ventanas que me permitía ir a Londres a hacer las compras de Navidad. Bueno, y los amigos del facebook.

Entonces, instintivamente, hice lo contrario. Look right era una mierda y en un arrebato de lucidez me empeñé en look left, sin ver venir aquel rojísimo omnibus que se abalanzó sobre mí y me dejó descansar a gusto.

Al parecer me morí porque si no no se entiende que en lugar de despertar repleto de tubos y de miradas de conmiseración lo hiciese de palmeras y de aves tropicales, pendientes de mí igualmente, pero guardando las distancias en todo momento.

Ahora da igual hacia donde mire porque ya se que soy disléxico para los lados y lo que se, lo único que se es que cuando miro, te veo.

Look right darling. Look her and santas pascuas.

5 comentarios:

si, bwana dijo...

Me parece un post muy interesante. Y creo que el finado cometió dos errores: el primero aceptar un gorro con cuernos y, el segundo, mirar a la izquierda para cruzar una calle en Londres.
Un saludo

medio cobain dijo...

se empeñan en hacer las cosas diferentes al resto... moneda, medidas, pesos, la derecha...
pero claro, lo de cambiar una isla por un hospital no lo acabo de entender, bueno, como tantas otras cosas... a veces no se trata de entenderlas sino de vivirlas.

salud-saludos

Dama del Pozo dijo...

Hay gente que no capta las sutilezas del lenguaje, ni tampoco el "humor ingles". Por si acaso, para la próxima, si la hubiere, mejor mirar hacia los dos lados.

humo dijo...

A veces da lo mismo mirar hacia un lado, que hacia otro, que al frente. Si la cosa está de aterrizar en una isla tropical, se acepta y qué se le va a hacer.
También te digo que, en ocasiones, girar ciento ochenta grados y salir pitando sin mirar a ningún lado es la mejor opción.

SWEETBEL dijo...

Como podemos negarnos, a no transgredir. Harrods, cuernos de suave felpa, un mudo desnudo. Elegir la izquierda, solo confirma la muerte de una vida que ya no existia, dejando escrita su postal de turista en la ruedas del bus typical.

Template Design | Elque 2007